febrero 27, 2024

Pautas para el manejo de residuos durante la pandemia

Bogotá D.C. -MADS-. Con el objetivo de asegurar la efectiva prestación de todas las actividades del servicio público de aseo, así como de proteger los actores que hacen parte de la cadena de recolección, transporte, disposición final, aprovechamiento y el reciclaje, el Gobierno Nacional expidió lineamientos que orientan el manejo de dichos residuos en el marco del estado de emergencia generado por el Covid-19.

Las principales recomendaciones para los ciudadanos son:

En caso de tener personas contagiadas o con síntomas, todos los residuos generados, mientras se mantenga la condición de aislamiento domiciliario, deberán ser depositados en doble bolsa de color negro muy bien cerrada, para que no sean susceptibles de aprovechamiento.

En caso de no tener personas contagiadas o con síntomas, se deben separar los residuos domésticos en bolsas de color diferente para proteger al operario y facilitar la actividad de aprovechamiento en línea con el código de colores, así:

Bolsas de color blanco: deposito de residuos aprovechables como plástico, vidrio, metales, multicapa, papel y cartón.

Bolsas de color negro: deposito de residuos no aprovechables como el papel higiénico, servilletas, papeles y cartones contaminados con comida.

Bolsas de color verde: En los municipios donde existan proyectos de aprovechamiento de residuos orgánicos se depositarán dichos residuos aprovechables como restos de comida, desechos agrícolas, etc.

Se deben separar y guardar, hasta que termine la emergencia sanitaria, los residuos provenientes de medicamentos vencidos, pilas y luminarias agotadas, recipientes de plaguicidas, entre otros, los cuales pueden ser entregados en los puntos de recolección posconsumo.

Para el caso de los residuos generados a nivel hospitalario o establecimientos prestadores de salud, también aplica la obligación de la separación en la fuente (aprovechables, no aprovechables y peligrosos). Para el caso de los residuos peligrosos y en especial para aquellos con riesgo biológico o infeccioso, estos deberán ser gestionados como establece la normatividad ya existente (Decreto 780 de 2016 y el Manual para la gestión de residuos hospitalarios reglamentado por la Resolución 1164 de 2002).

De acuerdo a lo anterior, a los alcaldes distritales y municipales, entre otras pautas, se les indica que, por las altas implicaciones sanitarias, frente a la situación de emergencia, deberán asegurarse de la prestación eficiente del servicio de aseo en todas sus actividades y monitorear especialmente las relacionadas con la recolección, disposición final, aprovechamiento, reciclaje y limpieza de áreas públicas.